IMG_7232

Cómeme y sueña. Julia Dierickx-Brax. 12 de junio de 2013 a las 19:30

Inauguración miércoles 12 de junio 2013, 19.30 h.

Julia presenta sus particulares figuras durmientes, acompañada de las sabrosas creaciones de Aaron Chlimper.  Cómeme y sueña, parte de la conexión mágica entre los alimentos y el sueño inducido, producto de éstos. El sueño como desconexión de la realidad mundana, el reposo, el estado no consciente del ser humano. El hecho de adentrarse en un nuevo mundo de fantasía, desconocido y sorprendente, a partir del simple hecho de la ingesta de una pequeña porción, sin duda una referencia directa a los cuentos tradicionales.

La exposición empieza con una invitación a probar una extraña porción, a modo de manzana de Blancanieves. El chef Aaron transforma algo muy simple, en sofisticado y atractivo, inspirado en las figuras que crea la artista. Lo comeremos y entraremos en el primer estado del sueño, a partir de estimular el sentido del olor y el gusto, podremos captar mejor lo que veremos. Las figuras adormiladas de Julia, son monumentales y están a punto de dormirse, no sabemos si por un período limitado de tiempo, o para toda la eternidad. Están dibujadas de una manera particular, a partir de hilos clavados en la pared. Ella parte de grandes dibujos, retratos de la realidad, que después traslada al muro como si se tratara de antiguos cartones para los tapices del barroco. El proceso consiste en clavar los clavos en la pared dejando una separación y en unir los puntos con hilo, de esta manera obtendrá un dibujo doble, uno con el hilo y otro creado por la sombra proyectada. Las creaciones de la artista se centran principalmente en el tema del sueño, la inspiración surge desde la mirada al estado del cuerpo humano durmiendo: ojos medio cerrados, bocas medio abiertas, los rasgos faciales que caen como si se tratara de la propia muerte. De entre sus retratos mostraremos unas acuarelas proyectadas en forma de vídeo, que reflejarán esta vigilia o duerme vela. Curiosamente la artista cuenta que ella nunca sueña, sus sueños son siempre pesadillas. Por eso ese sueño aparentemente amable, podría volverse una pesadilla de la que no podemos escapar. Soñar no es tan fácil como parece.

El día de la inauguración el chef Aaron hará una exhibición muy especial y nos dará la oportunidad de probar algo mágico e inesperado con el que entraremos en otro estado de conciencia, a través de un sabor muy fuerte. Este sabor tan fuerte está ligado a la cultura gastrónomica de Aaron, él es peruano, y en la comida tradicional de este país se utiliza mucho este alimento, nosotros quizás no estemos muy acostumbrados, sin duda será una sensación que no podremos olvidar.

Será necesario que el público participe de esta experiencia comiendo y soñando, para poder conectar con los diferentes estados de ensoñación a través de las piezas de Julia, vídeos y dibujos.