David Ymbernon

David Ymbernon

David Ymbernon (Igualada, 1972) es un artista multidisciplinario, visual y poeta, poseído por el color naranja (que lo hace reconocible al instante: es su carta de presentación). Muestra su obra por primera vez a los 4 años. A los seis lo atropella un camión; su vida pende de un hilo… por suerte, se recupera del accidente jugando con Madelmans en el hospital, durante meses. A los ocho gana un premio de pintura rápida en la categoría general. A los 16 hace su primera exposición individual.

Estudia pintura en Tárrega, donde inventa el personaje Latung La La y el pueblo virtual New Tool, sin espacio físico en el mapa político universal. En Barcelona se introduce en el mundo poético de la mano del escritor Carles Hac Mor, con quien colabora en muchas ocasiones. «Las prácticas de Ymbernon se influyen recíprocamente, su grandísima creación, pictórica, objetual y teatral es enorme, de proporciones superlativas, radical por poco pretenciosa, por poco impostada o nada fingida, por poco interpretada, por la poca separación entre vida o cotidianidad y arte».1

Realiza las primeras acciones y performances en Metrónom, en el CCCB y en el Teatre Malic, entre otros. Una de estas acciones es Poesía Visual Culinaria (Premio Nacional de Acciones Artísticas en Vespella de Gaià, 1999), que ha representado en lugares como el Festival Internacional de Poesía y Polipoesía YUXTAPOSICIONES (Madrid), ForumSantiago (Santiago de Compostela) y Magic (Udine, Italia).

Expone en galerías, museos y espacios de arte. Destacan las exposiciones individuales que ha mostrado en la Galeria Joan Prats-Artgràfic, el Institut d’Estudis Ilerdencs, la Galeria Esther Montoriol, las colectivas en el Arts Santa Mònica, el Festival Internacional de Fotografía SCAN y el Bòlit Centre d’Art Contemporani, entre otros. El historiador y crítico de arte Josep Miquel García manifiesta que Ymbernon rehúye los linajes y que consolida un lenguaje en la hibridación de los géneros, sin umbrales ni acotaciones.2 Y el crítico y sociólogo Arnau Puig apunta que «con un casi nada para los demás, él construye lo más maravilloso del mundo».3 Su obra forma parte de colecciones como la del cocinero Nando Jubany, Olor Visual (de Ernesto Ventós) y la Fundación Vila Casas.

Publica poesía en antologías y Carbassa emergent (LaBreu Edicions, 2015), su primer libro individual. El crítico literario Jordi Marrugat señala que «Ymbernon nos hace darnos cuenta de que vivimos dormidos en la tranquilidad de unas estructuras de pensamiento estables sobrepuestas a un mundo inestable y diverso, que su arte imaginativo es un grito rebelde para que despertemos al sueño de lo real, nos enfrenta a nuestra propia incapacidad de relacionarnos con lo que tenemos delante si no encaja en nuestros esquemas preestablecidos de la realidad, de renovar y cambiar nuestras concepciones como solo la imaginación puede hacerlo».4

El lenguaje escénico de David Ymbernon se sitúa entre la poesía visual, el teatro de objetos y el parateatro. Latung La La cocinero-piloto (2000) fue su primera obra de más de 20 recopiladas bajo el título Latung La La, que lo llevan a participar en todo tipo de teatros y festivales por todos lados. Carles Hac Mor explica que «Latung La La es el maestro de David Ymbernon, un gurú que se ha inventado, una entelequia que no llega a personaje y que a la vez es más que un personaje, un ser lírico sobre el que Ymbernon va haciendo puestas en escena, y que esta insistencia es entusiasmadoramente merecedora de elogio y demuestra una tenacidad obsesiva propia de grandes autores».5

Destaca la participación en festivales como el IPAM International Performing Arts Meeting (Barcelona), Territori Festival (Bellinzona, Suiza) y el Festival TNT-Terrassa Noves Tendències. La historiadora del arte y crítica teatral Tena Busquets (Directora del Teatre Principal d’Olot y del Festival Sismògraf) se declaró admiradora secreta de Latung La La en un artículo en la revista de artes escénicas Atributos, donde escribía que «el mundo de Ymbernon no es una ficción, sino un universo vital y singular, que decir “su vida es una obra de arte”, en su caso es literal, y que Latung La La se pasea por todos los géneros artísticos transformándolos y zarandeando sus normas».6 Y de la misma manera, el titiritero Toni Rumbau (exdirector del Teatre Malic y del Festival d’Òpera de Butxaca i Noves Creacions) escribía en la revista Putxinel·li que «hay todo un misterio tras los planteamientos que hace Ymbernon, que nos encontramos frente a una apuesta de arte total en la que el artista necesita verse envuelto por todo lo que constituye su universo».7

 

1 Carles Hac Mor, “Tot hi penja d’un fil, per sort” (texto con motivo del espectáculo Latung La La y la luz emergente, 2010).

2 Josep Miquel García, “Latung La La a la Capella de Sant Corneli” (texto del catálogo de la exposición en la Capella de Sant Corneli, Cardedeu 2007).

3 Arnau Puig, “Les iniciatives de David Ymbernon” (Revista Bonart, diciembre 2008).

4 Jordi Marrugat, “L’art de David Ymbernon o la imaginació com a salvavides en temps de crisi” (Diari digital Núvol, julio 2014).

5 Carles Hac Mor, “Les ales de Latung La La” (Diari Avui, 06-03-2003).

6 Tena Busquets, “A Latung La La d’una admiradora secreta” (Revista Atributos, número 2, 2008).

7 Toni Rumbau, “David Ymbernon: un misteriós pioner del teatre d’objectes” (Putxinel·li Revista de Titelles, Ombres i Marionetes, junio 2014).

CRONOLOGIA