Mike y Stephen

Scrollster

Michael Swaney (Kimberley, Canada, 1978, vive y trabaja en Barcelona). Formado en ilustración y diseño en el Capilano College de Vancouver y en arte en la University of Victoria, al acabar sus estudios arrancó un viaje que le llevó a recalar en Barcelona, donde reside desde el año 2002 de forma permanente. De su trabajo, son particularmente conocidos sus collages, instalaciones y esculturas. Ha expuesto de forma individual en galerías de Barcelona (IguapopGallery, Victor Saavedra), Vancouver (Atelier) y Bruselas (Alice Gallery) y, de forma colectiva, en espacios y ferias de arte de medio mundo, incluyendo Miami, Nueva York, Copenhage, Hamburgo, Estocolmo, Londres, Tokyo, etc.
Stephen Smith (Londres, UK, 1975, vive y trabaja en Londres) trabaja todo tipo de soportes, incluyendo pintura, collage, obra mural, animación e instalaciones site-specific. En su obra se diferencia el trabajo de estudio (como ilustrador / diseñador gráfico bajo el nombre Neasden Control Centre, que usa desde 1999) y el artístico.
Su trabajo se ha mostrado internacionalmente en espacios como el MU (Holanda), Baltic Centre for Contemporary Arts (UK) o el Nam June Paik Centre (Corea del Sur). El Arts Council of England y el British Council han apoyado su trabajo.
Michael Swaney y Stephen Smith se conocieron en 2007 en Barcelona, con motivo de una exposición colectiva en la que los dos participaban. Ambos admiraban sus respectivos trabajos, con muchos nexos en común. Numerosas conversaciones transformaron el respeto en amistad. Los diálogos se prolongaron en el tiempo con encuentros en diferentes ciudades europeas, y éstos dieron lugar a la idea vaga de colaborar en una exposición en la que se mostrara la obra de ambos, independientemente, en el mismo espacio. Sin embargo, esas charlas siguieron dilatándose en persona, por email y vía Skype y, en una visita de Smith a Barcelona en febrero de 2011, las palabras se transmutaron naturalmente en obras compartidas a cuatro manos, un ejercicio en su origen meramente lúdico. Esos dibujos, pinturas y esculturas, dotados de una gran fuerza, cobraron vida propia, Scrollster. Nacen de cruces de ideas entre ellos y, en ellas, todo se refiere al lenguaje.